En el día de ayer tuvo lugar una reunión de la Mesa Sectorial en la que se produjeron unos hechos que por su trascendencia y gravedad creemos que deben ser conocidos por la totalidad del personal funcionario de la Junta de Andalucía.
Debemos empezar recordando que en la última Mesa Sectorial extraordinaria celebrada el pasado 26 de octubre la propia Directora General nos informaba que había llegado el momento, dentro del tramite legislativo, de negociar el anteproyecto en el seno de la Mesa Sectorial. En este sentido se creía oportuno desde la Administración crear un Grupo de Trabajo del que formara parte una representación de 1-2 personaspor sindicato para que a los largo de unas 4 sesiones se discutiera el texto.
Pues bien, pese a nuestra premura para la designación de representantes, la citación para el comienzo de los trabajos nunca se produjo. Días después conocimos a través de las declaraciones de otro sindicato a la prensa que Función Pública estaba volviendo a negociar el texto otra vez en el seno de la Mesa General.
En el día de ayer tuvimos que volver a asistir a una nueva lamentable intervención de la que hace ya tiempo que se convirtió a nuestro parecer en la peor gestión realizada por una Dirección General de Función Pública den toda l
a historia de la Junta de Andalucía y, desde luego, la que más ha dado la espalda al personal funcionario de Administración General de cara a negociar con sus legítimos representantes sindicales.
La señora Márquez leyó un pequeño texto (un informe “ad hoc”), redactado suponemos  (pues no se nos indicó de quien procedía el informe) por algún letrado, jefe de servicio o asesor jurídico de los muchos que ocupan
 puestos de libre designación, en el que basándose en que la Ley de Función pública afectará no solo a nuestro sector sino también al docente, sanitario y laboral no correspondía su negociación a la Mesa Sectorial sino a la General. Aprovechamos para recordar que esta Ley va dirigida al personal funcionario de Administración General, pues el personal laboral se rige por sus convenios colectivos y el personal de justicia, educación y sanidad se rigen por su propia legislación y sólo de aplica supletoriamente esta Ley a todos ellos.
Los trabajos, según dijo, se iniciaron el 3 de noviembre (8 días después de la Mesa Sectorial extraordinaria) y están ya muy avanzados (conociendo la actitud conformista de algunos sindicatos presentes en esa Mesa, no nos extraña y decimos conformista porque o bien callan en Mesa Sectorial o alaban el texto) y espera aprobar definitivamente el nuevo texto el próximo 29 de noviembre.
También deslizó que en un intento de llevar “al máximo el diálogo social”, por el que suponemos que pensará que debemos estarle agradecidos, posteriormente traerá el proyecto de Ley a la Mesa Sectorial, pero obviamente no se podrá
Debemos recordar a la señora Márquez que existe la obligación legal por parte de la Administración de constituir la Mesa General de personal funcionario que sería el ámbito legítimo de negociación. En lugar de eso se aprovecha de que esa Ley podría afectar muy tangencialmente a otro colectivos para esquivar la negociación con los representantes de verdaderos afectados por la misma, que no es otro que el personal funcionario del sector de Administración General de la Junta de Andalucía.Un caso palmario de fraude de Ley. Y todo ello con el ya tradicional silencio de CSIF, UGT y CC.OO. modificar nada de lo ya negociado en la Mesa General.
Desde SAF hacemos al Consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, responsable del conflicto que se va a producir en el seno de la Junta de Andalucía. Él es a quien compete velar por la competencia y buen hacer profesional de los altos cargos nombrados en su Consejería y en este caso es patente que no lo está haciendo.
Desde SAF manifestamos que no vamos a tolerar el ninguneo del personal funcionario ni por parte del Sr Bendodo y de sus acólitas. Si quieren legalizar la desfuncionarización y politización de la Administración advertimos que pondremos todo los medios a nuestro alcance para evitarlo.



SEGUIREMOS INFORMANDO

LUCHAMOS POR TUS DERECHOS PORQUE SOMOS FUNCIONARIOS COMO TÚ